La compañía creadora de 'Super Mario Bros' lanza un híbrido entre consola portátil y de salón para tratar de recuperar su hegemonía perdida en los videojuegos.


Que se pueda jugar sentado en el metro o apoltronado desde el sofá. Esas son las dos apuestas, a la vez, con las que Nintendo quiere reinventar la rueda del videojuego. La idea se llama Nintendo Switch y es la nueva consola oficial de la compañía de Kioto que se dedicaba, allá por finales del siglo XIX, a fabricar barajas de cartas. Y ha sido hoy el día elegido para desvelar sus características y dejar que la prensa pruebe, por primera vez, su nueva apuesta.  


Switch tendrá su lanzamiento global el próximo 3 de marzo por un precio entorno a los 300 dólares (282 euros), según ha desvelado la compañía nipona en una multitudinaria presentación en Tokio. Aunque los precios variarán dependiendo del país, el importe del aparato será de 299 dólares en Estados Unidos y de 29.960 yenes (unos 245 euros/260 dólares) en Japón, informó el gigante de los videojuegos nipón. En España costará 329,95 euros.
El sistema, que se lanzará el 3 de marzo en EE UU, Canadá, Japón y varios países europeos, parece haber decepcionado por su precio (superior al de la Playstation 4 y Xbox One de Sony y Microsoft) a los inversores de la Bolsa de Tokio, donde a falta de una hora para el cierre las acciones de Nintendo caían un 3,2%.
La compañía creadora de Super Mario BrosPokémon o Zelda, que ha vendido más de 600 millones de consolas y de 4.000 millones de juegos, intenta recuperar con esta consola el puesto hegemónico en el mercado que perdió en la anterior generación. La Wii-U, un híbrido entre tableta y consola de salón convencional, apenas llegó a los 13,36 millones de consolas, poco más del 10% de lo que consiguió vender su antecesora, la Nintendo Wii (101,63 millones).
La apuesta por la movilidad, por ofrecer una consola que se pueda llevar en el metro y a la vez sirva para jugar desde el sofá a través del televisor, es inédita en el sector. A ella fía Nintendo recuperar una posición de poder en un sector, el de los videojuegos, que domina con mano de hierro en las consolas PlayStation 4, pero en el que cada vez son más relevantes los móviles y el ordenador. De los casi 94.000 millones de euros que genera al año esta industria en beneficios (más del doble de lo que recauda el cine en taquilla), el 37% viene ya de los juegos para móviles, según datos de la consultora especializada Newzoo. Las consolas, antaño monarcas absolutos del medio, se conforman con un 30%.

Nintendo intentará explotar el tiovivo informativo en el que se sumió el mundo con Pokémon Go. Ya se ha filtrado que esta consola tendrá un juego de esta franquicia que en su versión móvil ha supuesto un fenómeno de masas inédito en los videojuegos y seguramente en cualquier otro sector del ocio cultural. Estampidas en Central Park, cazas de estas criaturas en templos religiosos y una montaña rusa en sus acciones en bolsa para Nintendo fueron algunos de los momentos álgidos del huracán mediático que desató este juego de realidad aumentada en 2016. Mario y Zelda son dos de los otros buques insignia de la compañía que tienen confirmado su retorno a Nintendo Switch.
Siguiente
Este es el post más reciente.
Entrada antigua

0 comentarios: